«Un pescador en el lado argentino del río Paraná hace una demostración del poder de las pirañas al tirar dos trozos de carne al río qué en cuestión de segundos las pirañas se hicieron presentes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.