El infante, que nació prematuro, fue encontrado en la víspera de Año Nuevo en medio de temperaturas de un solo dígito en Alaska, Estados Unidos.

Un bebé fue encontrado en una caja de cartón en Alaska, Estados Unidos, con una nota en la que su madre explicaba que no podía permitirse alimentar a su bebé.

El infante fue encontrado por una residente de Fairbanks, quien publicó un video en las redes sociales. El bebé estaba envuelto en mantas y con una nota, reseñó The New York Post.

“Mi mamá está muy triste por hacer esto”, continuó la nota. “Por favor, llévame y búscame una FAMILIA AMANTE. Mis padres están suplicando a quien me encuentre. Mi nombre es Teshawn”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.