La menor fue declarada muerta por médicos locales, sin embargo, despertó durante su funeral por lo que la llevaron al hospital, pero murió en el camino.
Autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) de San Luis Potosí investigan la muerte de una menor de tres años, la cual despertó durante su funeral luego de que un médico del Hospital Comunitario del municipio de Salinas la dio por muerta.

De acuerdo con la madre, el 16 de agosto su hija presentó vómito y diarrea, por lo que cerca de las 22:30 horas la ingresó de urgencia al hospital. Dos horas después le dijeron que había muerto por deshidratación severa y diarrea aguda, por lo que le entregaron el cuerpo y certificado de defunción.

Antes de esto, Camila, de tres años de edad, ya había sido atendida en el Hospital Comunitario y la habían dado de alta tras recetarle 30 gotas de paracetamol, pues los médicos consideraron que estaba bien, denunció la madre.

Tras el fallecimiento la familia se trasladó a la comunidad de La Herradura para velarla, en donde luego de varias horas descubrieron que estaba viva pues se percataron que movía los ojos y respiraba, lo cual creyeron se trataba de una alucinación.

Sin embargo, la abuela se acercó al ataúd, destapó la caja y le pasó por el rostro la luz de su teléfono móvil, momento en el que abrió los ojos, por lo que llamaron a la enfermera de la comunidad, quien constató que estaba viva, por lo que pidieron una ambulancia.

La menor fue trasladada nuevamente al Hospital Comunitario de Salinas, a 40 kilómetros del lugar estaba siendo velada, en donde la remitieron al Hospital Central en la capital de San Luis Potosí, desgraciadamente murió en el trayecto.

En el segundo certificado de defunción se informó que murió por edema cerebral, falla metabólica y deshidratación, por lo cual la madre denunció negligencia médica por parte del doctor que la dio por muerta la primera vez.

Por ello, la FGR se mantiene a la espera del resultado de la autopsia practicada en el Servicio Médico Legal, el cual les entregarán para integrar la carpeta de investigación que abrió de oficio por la muerte de la menor.

José Luis Ruiz Contreras, fiscal general de SLP adelantó que se tienen varias líneas de investigación para determinar si hubo negligencia médica en el actuar de los médicos, de los servicios funerarios o por parte de los ayuntamientos tanto de Villa de Ramos como de Salinas

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.