El increíble caso de un bebé con cola.

El increíble caso de un bebé con cola.



La cola vestigial en los humanos surge del remanente más distal de la cola embrionaria. Crece en la zona final del sacro, a la altura del cóccix y suele estar compuesta por tejido adiposo, conectivo, músculo estriado, vasos sanguíneos, nervios, y está cubierta por la piel.

Surge por alteraciones genéticas que provocan la retención de estructuras que se encuentran normalmente en el desarrollo fetal. Por lo general, puede moverse y contraerse, y se presenta dos veces más en hombres que en mujeres.



Se elimina quirúrgicamente, sin efectos residuales, debido a su composición de tejido adiposo y muscular, que permite su fácil extracción generalmente después del nacimiento; sin embargo, existen adultos que la mantienen.

La cola humana verdadera es un ejemplo de órgano vestigial y representa un remanente ahora inútil de lo que alguna vez fue un órgano funcional y útil en nuestros ancestros primitivos.

administración

administración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Corporativo Imagen