Casi todas los hombres asesinados ayer en Tonalá eran albañiles.

Casi todas los hombres asesinados ayer en Tonalá eran albañiles.

El lugar pareceré un paredón de fusilamiento, por los impactos de bala de grueso calibre que se aprecian en una barda.

De los 11 hombres asesinados en Tonalá, Jalisco casi todos eran albañiles, y esperaban el pago semanal de su patrón, para llevar de comer a sus familias, que los esperaban….Familias que estarán en el desamparo, la orfandad, esperan una justicia que quizás nunca llegue.

Hoy quedan las velas, la tragedia, y la desesperanza, en el mismo lugar donde fueron acribillados.

Cada sábado se reunían en la calle Rucias Negras para tomar cerveza y esperar a su patrón ‘El Güero’ para que les pagara la semana.

‘El Güero’ era contratista, vivía en una casa ubicada frente a la escena del crimen. Su vivienda era de dos pisos: la planta alta a medio construir. Tenía dos hijos y estaba casado.



Desde joven, ‘El Güero’ trabajó de albañil, oficio heredado de su padre Salvador Plasencia.

Ambos son parte de las once víctimas. Sus vecinos están sorprendidos, incrédulos, enojados; niegan que anduvieran en malos pasos, por eso repudian la forma en la que murieron.

En la calle Rucias Negras creen que se trató de una confusión, algunos lo llaman: “estar en el lugar equivocado en el momento equivocado”.



#Hora25México

administración

administración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Corporativo Imagen